Thursday, December 8, 2022
Música e información, aquí y ahora


El mejor hard hizo temblar Madrid en la última Megapanic

Desde los amantes del raw y el uptempo más mainstream hasta los que presentan un gusto por géneros más clásicos…



Desde los amantes del raw y el uptempo más mainstream hasta los que presentan un gusto por géneros más clásicos como el makina/remember disfrutaron de este evento a más no poder

El pasado sábado 5 de febrero acudimos por primera vez a una de las fiestas que más nos han llamado la atención siempre: el San Subidón de Megapanic.

Fue a principios de diciembre cuando vimos el line-up del evento, y desde ese momento supimos que cada vez quedaba menos para que llegase una noche increíble.

Después de pasar un buen rato en renfe y cruzar el clásico prado que nos lleva a Fabrik, entramos dentro del recinto. Es cierto que nos hubiese gustado pasar un rato en el parking, pero el frío lo impidió totalmente, obligándonos a acceder a las 23:45 de la noche.
La única pega que tuvimos aquel día fue el mal trato por parte del equipo de seguridad. Somos conscientes de que Fabrik y la empresa de seguridad van aparte, pero la experiencia fue horrible. No queremos entrar en detalles, pero no fue para nada agradable.

Eso sí, a partir de las 00:00 la cosa mejoró por completo. Durante más de seis horas nos fuimos alternando entre Satelite y Club Area para disfrutar del hard más moderno.
En la Main había grandes artistas pinchando, pero sinceramente no somos muy apasionados del remember.

Hasta las 00:45 bailamos con Digishock, el cual nos regaló una de las mejores sesiones que hemos escuchado nunca en esta sala. Este chico pinchó lo más reciente del panorama rawstyle, haciendo sonar temas de grandes sellos como Gearbox, Agressive o End Of Line. Desconocíamos su existencia antes de acudir a esta fiesta, y a partir de ahora le vamos a seguir muy de cerca.

Los próximos 15 minutos fueron muy emotivos, ya que Stereocode (un artista que llevábamos tiempo con ganas de ver) dio un recital de hardstyle melódico difícil de olvidar.

¿Nos hubiese gustado verle más? Por supuesto que sí, pero como no pudimos volvernos locos con el set de Dr. Evil, los pitos masieros nos estaban esperando con su hermano Wakan. Si ya lo flipamos con él en la última Hard Mission, imaginaos cómo fue nuestra experiencia al verle desplegar todo su potencial con el equipo de sonido de Fabrik… Además, es flipante el cariño que los amantes del hard españoles le tienen a este DJ.

De 2:15 a 3:15, el CEO del prestigioso sello Barbaric Records, Barber, reventó el Club Area con un recital de los kicks de uptempo distorsionados que caracterizan a su label. Bailamos con temas de Satirized, Manifest Destiny, Tharoza, Distinction… Barber tocó tanto uptempo puro como euphoric uptempo y sació las ganas que teníamos de verle.

La siguiente hora fue para LunaKorpz, el joven productor de uptempo hardcore que está en el top actualmente. Para qué mentir, fue el artista que más ilusión nos hizo al ver el line-up completo, y la verdad es que cumplió totalmente nuestras altas expectativas. ¡Vaya bombos! Desde “Pop That Pussy” a los temas que componen su último EP (analizado en la web), pasando por grandes colaboraciones y acabando con terror, fue sin duda la hora más loca de la noche.

De 4:15 a 5:00 llegó el turno de Kursez, un chico que puso muy buenas canciones de raw, pero que no pinchó demasiado bien. Estamos seguros de que con el conocimiento tan amplio que tiene sobre música y su magnífica selección de temas, si Kursez mejorase su técnica como DJ se convertiría en una de las estrellas nacionales del género.

De 5:00 a 6:00 pinchó Artifact, uno de los integrantes de End Of Line Recordings, el sello de Warface. Sin duda alguna fue el mejor set de raw de la noche. Artifact supo combinar a la perfección los temas duros con los melódicos, ofreciendo una sesión cargada de sentimiento con temas de artistas como Vertile, Adaro o D-Sturb. ¡Nos sorprendió mucho! Además, cabe resaltar que su técnica como DJ es realmente buena, ya que supo mantener la energía en todo momento.

Por último vimos a Dark Bayron, un veterano DJ español que nos regaló la única sesión de frenchcore que escuchamos en toda la Megapanic. Nos llamó mucho la atención la forma en la que este hombre vive la música. ¡No se paró de mover!

A pesar de todo, reconocemos que nos fuimos con muchas ganas de ver a Frontliner y a Aftershock pero, ¡ya tendremos la oportunidad de disfrutar de su música en un futuro!

De momento no sabemos cuándo será la próxima Megapanic; lo que es seguro es que os estaremos informando acerca de todas las novedades.

Por nuestra parte nada más cavernícolas, esperamos que hayáis disfrutado de esta entrada. ¡Hasta la próxima, familia!