Monday, June 27, 2022
Música e información, aquí y ahora


Rampage Festival regresó como se merecía

La superproducción del festival belga y las flamantes sesiones de estrellas del bass superaron las expectativas A la cuarta va…

By AWXS , in Crónicas , at 24 marzo, 2022 Etiquetas: , , , , , , , , , ,


La superproducción del festival belga y las flamantes sesiones de estrellas del bass superaron las expectativas

A la cuarta va la vencida. Eso debió ser lo que mantuvo a la organización de Rampage con esperanzas después de la durísima tercera cancelación del festival el pasado diciembre. Lo de Rampage era un túnel en el que no parecía verse nunca la luz al final; cuando parecía que por fin se iba a poder celebrar, el repunte del COVID y las consiguientes restricciones lo impedían. Eso fue así hasta este febrero, donde la titubeante nueva fecha del evento en marzo acabó por confirmarse definitivamente con la retirada de casi todas las restricciones en el país. Así pues, era momento de que la mayor fiesta de drum n’ bass y dubstep del mundo volviera por todo lo alto.

Empujar de nuevo las puertas que dan paso al escenario de Rampage y empezar a escuchar con claridad el drum n’ bass que desde fuera se escuchaba taponado, fue uno de esos pequeños momentos que tanto tiempo llevábamos esperando. Lo primero que captó nuestra atención y la de la mayoría de la gente es la producción montada en el Sportpaleis de Amberes.

Es uno de los grandes atractivos de este festival año tras año, siempre distinta en cada edición y siempre a la altura, ya que a lo largo de los dos días de evento va cambiando delante de nuestros ojos. Si bien en su última edición en 2019 apostaron por plataformas de luces en el techo que bajaban y subían (entre muchas otras cosas), dando al asistente sensación de que el techo del recinto se hacía más alto, este año la principal novedad se encontraba en la cabina del DJ.

KATIE (Koven) en la cabina flotante de rampage 2022 (foto: Rampage)


Por un lado estaba la cabina normal que se puede esperar en un festival, y por otro una cabina adicional que descendía del techo y se mantenía en el aire. El primer día esta cabina descendió para los shows de Koven y Camo & Krooked b2b Mefjus. Lo que nadie esperaba es que el segundo día esa mesa además de subir y bajar, se movería hacia delante colocándose encima del público. Una nueva y espectacular transformación del escenario que estrenó Murdock y más adelante usaron Pendulum y Used.

el hornet (pendulum) sobre el público de rampage (foto: Rampage)


Además de esto, potentes cabezas móviles y láseres rodeaban la pantalla del escenario; y seis círculos formados por palos de luces independientes llenaban el techo del pabellón. Éstas luces se movían constantemente, tanto a la vez como individualmente, y la estructura de los círculos también estaba cargada con potentes focos. En definitiva, un espectáculo de luces difícil de ver en otros eventos europeos. Además, este año abrieron por primera vez una segunda y pequeña sala dentro del propio Sportpaleis que albergó actos más ‘underground’ como los de The Caracal Project o The Outsiders.

Pero nada es un gran escenario sin sus grandes protagonistas. Es por ello que a pesar de las múltiples cancelaciones Rampage había conseguido mantener la mayoría de su cartel, dejando un line up admirable para todo amante del bass. Uno de los últimos shows de Noisia, Pendulum (aunque pasara de ‘Trinity’ a DJ set), Virtual Riot, Eptic…

El primer día tenía algunos de estos platos fuertes como el mencionado Virtual Riot. Es cierto que el show audiovisual con el que se anunció la sesión no fue lo más destacable, pero la energía que transmite siempre este DJ y sus memorables producciones, fueron más que suficiente para dejarnos un buen primer sabor de boca de cara al resto de la noche. Justo después vivíamos por primera vez ese descenso de la cabina desde el cielo del Sportpaleis con Katie, integrante de Koven. Sus sesiones siempre se diferencian del resto gracias a su polivalencia para cantar y pinchar al mismo tiempo, y esto sumado a la espectacularidad de verla en el aire hizo que disfrutáramos de una gran actuación. Aunque quizá su posición en el horario no era la mejor, entre Virtual Riot y la esperada aparición de Noisia.

virtual riot durante su actuación de rampage 2022 (foto: rampage)


Aunque la previsión del trío era hacer una última gira antes de retirarse en 2020, Noisia ha tenido, como todo el mundo, que retrasar sus planes por la pandemia. Y ahí estaban los tres subidos de nuevo al escenario de Rampage, con un público expectante, muchos de ellos viéndoles por primera vez y otros por última. Como era de esperar, su sesión fue de las mejores del festival; sonido impecable, técnica inmejorable y euforia con himnos como “Dead Limit”, “Tommy’s Theme” o “Get Deaded”. Poco más se podía pedir a un trío que acabó con su tema junto a Skrillex y josh pan “Supersonic”, delante de la mesa y contemplando a un público que les daba las gracias por todos estos años de carrera. Un momento realmente emocionante.

noisia despidiéndose del público de rampage (foto: INSPIRATION by AWXS)


Sin duda la otra gran cita que quedaba en la noche era el b2b entre Camo & Krooked y Mefjus, con Maksim y Daxta como MCs. Los DJs descendieron esta vez de la mesa flotante y nos brindaron una sesión en la que lo potente superó a lo melódico. Sonaron todas sus colaboraciones e incluso alguna que todavía no ha visto la luz y nos dejó realmente expectantes. Las luces y visuales durante esta sesión también nos llamaron mucho la atención, mezclando el dorado y el blanco de manera muy elegante. La noche la completaron grandes actuaciones de dubstep como son el live de Dirtyphonics (con un show audiovisual mucho más notorio que el de Virtual Riot) y Midnight Tyrannosaurus, que no dio cancha y puso más drops que minutos tenía la sesión. Un set impresionante donde llegó a llevar el “Never Gonna Give You Up” de Rick Astley al riddim.

El plantel para el segundo día no se quedaba atrás. FuntCase descendió en la cabina de sorpresa para unirse al b2b de sus pupilos Definitive y SweetToth y por primera vez, Murdock puso en marcha la función final del escenario situándose encima del público de Rampage. A esto le siguió un grandísimo live de Modestep en el que les acompañaba una batería tradicional a manos de Pat y dos guitarristas enmascarados. Una gran actuación que precedía a lo que muchísima gente estaba esperando: el show de Pendulum. El Hornet fue el encargado de la sesión y casi desde el comienzo la cabina flotante le situó en medio del público para el éxtasis del mismo. Aunque es cierto que algunos de sus temas más significativos como “Tarantula” fueron mezclados con canciones o remixes no tan buenos, El Hornet cumplió el objetivo de hacer enloquecer y emocionar al público. En nuestra cabeza queda grabada la imagen de las chispas saliendo de esa mesa mientras sonaba “The Island”; y también en la cabeza de El Hornet, que aseguró en su Instagram que fue “una experiencia de una vez en la vida, algo que nunca superaré u olvidaré”.

el hornet (pendulum) durante su actuación en rampage 2022 (foto: INSPIRATION by AWXS)


El sábado era simplemente un no parar. Eptic siguió a Pendulum con su primera actuación en Bélgica (su país natal) desde hace cinco años. El belga lo cogió con ganas y nos dejó uno de los sets del festival, en el que combinó sus mejores tracks con algunos que aún no han salido, como es la colaboración con su amigo HOL!, al que sacó al escenario. Por si fuera poco, uno de los momentos más emotivos del evento vino justo después; SASASAS dedicó la sesión a su miembro fallecido recientemente MC Skibadee y el público se volcó con ellos. Como siempre, SASASAS hizo a la gente disfrutar a pesar de que un nuevo y duro golpe (también falleció su miembro MC Stormin en 2018) había azotado a su grupo hace pocas semanas.

homenaje a mc skibadee por parte de su grupo sasasas (foto: INSPIRATION by AWXS)


Encarábamos la recta final del festival con Delta Heavy y sobre todo con la penúltima actuación. Infekt y MVRDA repetían en Rampage pero esta vez con Samplifire también en el combo. Un dubstep y un riddim destructores sacaron las pocas energías que ya quedaban y representaron a su sello Disciple como se merecen. Finalmente la función cerró con producto local, del mismo Amberes. Used no es el DJ más conocido para cerrar un Rampage pero sí uno significativo después de todo lo que ha pasado. Una apuesta que salió bien gracias a sus temas enérgicos y melódicos, que pinchó también en la ‘mesa voladora’.

Más allá de la música cabe mencionar la buena gestión de residuos de este evento, que hace que la pista de baile esté mucho más limpia de vasos y latas gracias a un sistema de tokens; así como la fluidez entre actos. No hay mejor conclusión que la que publicó Murdock en su cuenta de Instagram: “Rampage es un icono para la comunidad de la bass music, volver aquí se sintió realmente simbólico y purificador (…) Escuché decir a mucha gente durante el fin de semana que no se creían que estuvieran otra vez aquí”. En efecto, la mejor fiesta de drum n’ bass y dubstep del mundo, está de vuelta.